El Chicho

Bayahibe, Dominican Republic

click for a high resolution  printable version of this cave map.

Después de pasar la estación de bombeo de agua, se continúa por la calle hasta que eventualmente se llega a un “área de estacionamiento” para la cueva. Es necesario bajar caminando por una caverna grande hasta llegar al borde del agua. La piscina de entrada y la caverna es muy grande y está muy decorada. La bajada ha sido hecha más fácil,  gracias a que convirtieron las grandes piedras en escalones.

 

Una vez en el agua, a la izquierda de la caverna,  se llega a la linea principal, que comienza directamente detrás de la señal de STOP. El túnel principal es muy ancho y decorado con columnas y estalactitas, las paredes son de un blanco impecable y hay muy poco sedimento.

 

Después de nadar por algún tiempo, la línea sube hasta una gran cueva seca con aire respirable y muchos murciélagos.

 

La cueva seca es muy grande y llega bastante lejos y vale la pena salir del agua a explorarla, ya que está muy decorada y es muy bonita. Mirando hacia adentro, a la derecha de la linea principal, el lado derecho de la cueva seca es un salto, es un poco difícil de ver, ya que está oculto detrás de una roca, esta nos lleva a la parte principal de la cueva y a través de una restricción antes de volver a salir a la superficie más adelante en la cueva. Dependiendo del nivel del agua, necesitará nadar unos pies o arrastrarse para pasar la parte de la cueva seca, hasta donde la linea baja otra vez hacia aguas más profundas. La cueva pasas  por medio  de una serie de salas grandes y colapsos, hasta que finalmente termina en una parte baja y aplastada.

 

Esta cueva es buceable en cualquier configuración y realmente no tiene sedimento, así que la visibilidad será buena.

 

 

Profundidad  máxima 21 metros.

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Mairobi Herrera / DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS

DRSS / El Chicho

DRSS / El Chicho

Photo: ©2014 Laurent Benoit for DRSS